Videos relacionados

Loading...

Colombia en búsqueda de la paz

Procesos trascendentales de maduración en la psiquis de los colombianos conllevaron a la  reconsideración de  nuestra cómoda postura de testigos silentes de la tragedia, nos hicieron perder el temor y nos movieron a todos a expresar nuestro deseo de dar continuidad a las políticas de seguridad en una lucha frontal contra los grupos armados ilegales y especialmente contra el grupo terrorista de las farc. 

SERA POSIBLE LA PAZ?

Tradicionalmente las farc una y otra vez han rechazado ofrecimientos de diferentes gobiernos para entablar un dialogo e iniciar el proceso de paz; es obvio puesto que son los principales barones de la droga y no van a renunciar fácilmente a sus millonarias ganancias.  De otro lado cada vez que se sienten disminuidos militarmente hablan de diálogo, de zonas de distención y de acuerdos de paz; en meses recientes Piedad Córdoba una nefasta ex senadora, ha manifestado que este grupo está dispuesto a iniciar un acuerdo para el proceso de paz empezando con un supuesto intercambio humanitario y digo supuesto porque bajo ninguna consideración es válido sacar de las cárceles a criminales para intercambiarlos por militares que han sido secuestrados.

Aparte del rechazo expresado por los colombianos, en el campo Internacional las farc han perdido espacio y apoyo. Los éxitos obtenidos por nuestras Fuerzas Militares le han restado a las farc  capacidad operativa pues les han generado muchas bajas, han propiciado deserciones masivas, han golpeado su estructura financiera, les han abatido muchos de sus jefes y con operaciones como JAQUE y CAMALEON se han rescatado varios de los secuestrados que utilizaban para presionar políticamente al gobierno.

El mismo Fidel Castro, antiguo patrocinador del terrorismo ha declarado públicamente que no ve posible un triunfo militar de los terroristas de las farc; se necesita  que las farc reconozcan la situación que atraviesan, renuncien a la sangrienta lucha armada y a las tácticas terroristas que utilizan y se vinculen al proceso de paz que tanto anhelamos; a partir de ese momento debemos comprometernos decididamente para generar grandes reformas políticas, económicas y culturales que garanticen buenas condiciones de vida para todos los Colombianos.



No comments:

Post a Comment